Tirando aceite/Me gusta tu estilo

c2
compartir

Por Moisés Cabo Leyva

Te compraste tus perfumes y camisas en París,

tu peluca y tus zapatos en New York

y en Londres compraste ropa interior.

Te compraste tu sombrero y tu bolso en Madrid,

tus anillos los compraste en Venezuela

más a tu alma aún no les has cambiado suela.

(Rockdrigo González)

 

¿Dime que no has subido a Facebook o Instagram una foto de tu comida, de tu pareja, tu perro, tu hijo, tu carro, tu chela o tu pomo de tequila o de güisqui?  También fotos de los libros que estás leyendo y de aquel concierto que cambió tu vida. Por favor, no lo niegues.

Tú y yo somos animales digitales que usamos internet hasta para dar gracias a dios y orar por los enfermos, es más, hasta firmamos peticiones contra empresas malévolas y gobiernos corruptos. Colaboramos en revistas culturales de nuestros cuates y somos poetas de tumblr, tuiter o wattpad. No cabe duda, gran parte de nuestra identidad es digital.

¡Y qué bueno que nos comunicamos con el mundo a través de internet! Me gusta saber que mis amigos andan viajando por el país y por el mundo, que siguen estudiando, que trabajan y les va bien, que ya tienen a sus bendiciones y van por más, que son runners, ateos, veganos, escritores, fotógrafos, curadores de arte, intelectuales, artistas, godinez, ninis, abstemios, borrachos, gays, feministas, católicos, yoguis y droguis.

Hoy por ejemplo, salí a dar mi paseo matutino al cerro más concurrido de la ciudad[i], al llegar a la cima, vi cómo muchos de los presentes, se tomaban fotos con la hermosa vista que desde ahí se ofrece, yo, para no quedarme atrás, tomé una fotografía del paisaje –que después compartiría en Facebook- con alguna frase sacada de contexto pero que se viera bonita al lado de la imagen. No pasó ni un minuto y ya tenía su primer like. Entonces mi identidad se fortaleció con la aceptación de alguien a quien le gustaba mi publicación.

La vida comenzaba a tener sentido. Un sentido bastante hueco y poco original, pero sentido al fin. Nada que un buen meme no pudiera maquillar con una alegría efímera y simple. Todo en perfecta armonía con un estilo de vida donde las apariencias son de suma importancia para afirmar nuestra existencia. Así que me puse a escribir esto, pensando en que me gusta tu estilo, y que eres mi lector ideal

Único y diferente, estás al pendiente de las últimas noticias y la moda te acomoda muy bien, amas a tus semejantes y tus obras son en beneficio de la humanidad, además te gusta pensar, leer, escribir, pintar, cantar, bailar, escuchar buena música, comer bien, crear arte, dialogar, opinar y hablar de ciencia y tecnología sin dejar de lado los temas políticos, sociales y económicos. Eres todo un ciudadano del mundo, un cosmopolita auténtico, aunque a veces, a ti cómo a mí, al despertar otro día más, nos asaltan de distintas maneras y palabras, pero con un mismo sentido, aquellos versos del Sacerdote del rock. 

“Qué hacer, qué hacer con tu ser

que nunca se llena de comer y beber

que hacer que hacer con tu ser

que nunca está a gusto de tener y tener…”

[i] Orizaba

compartir

Comparte Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *